domingo, 26 de octubre de 2008

Trate siempre bien a sus clientes, que la vida da muchas vueltas

    Hace unos meses di de baja un seguro de ahorro. Necesitaba el dinero y lo tuve que amortizar. El comercial de la compañía de seguros, dada la locura de mis horarios, vino a mi empresa en 2 ocasiones para cerrar la operación (lo que, obviamente, iba contra sus intereses). Me trató muy amablemente y en ningún momento trató de forzarme para que me quedase en la compañía. Cualquier otro comercial, y más en ese mundo barriobajero de las inversiones financieras, hubiese probado con mil artimañas para que no me diese de baja.

    Pues bien, tan sólo 4 meses después, por un imprevisto que he tenido, he vuelto a contactar con él para contratarle un nuevo producto financiero. En cuanto me ha surgido la necesidad, el primero que me ha venido a la cabeza ha sido él. Me trató bien, fue todo amabilidad y predisposición para realizar una operación contraria a sus intereses... ¿cómo se portará si necesito contratar sus servicios? De forma excelente, desde luego.

    La lectura de todo esto es tan sencilla de entender como difícil de aplicar: nunca acabe mal con un cliente, por mucho que le duela perderlo. Deje siempre abierta una puerta. No trate de llevarse la razón a toda costa y de malos modos (aunque la tenga). La vida da muchas vueltas.

    Si usted deja un buen poso, es muy probable que vuelvan a acordarse de usted cuando surja una nueva necesidad.



"Un árbol con raíces fuertes puede resistir una tormenta muy violenta, pero ningún árbol puede empezar a desarrollar esas raíces justo cuando la tormenta aparece en el horizonte"
PARÁBOLA ZEN

sábado, 25 de octubre de 2008

La venta es pura cuestión de motivación. Aquí tiene un truco

    Hizo ayer un amigo mío un comentario respecto a la crisis que me dejó descolocado. Dijo: "olé Zapatero por haber ocultado la crisis, porque no hay nada peor que decir o pensar algo para que ocurra". Aznar se inclinaba por el "España va bien", y no nos fue tan mal. Yo, lo de Zapatero, hasta que hizo esta reflexión mi amigo Jaime, me parecía otro acto más de demagogia y politiqueo, de no querer reconocer la verdad, que tan bien se lleva en ese sector productivo ;-)

    Ideas políticas aparte, esta reflexión es claramente aplicable a su negocio (y a su vida!!). Si usted piensa que hay crisis, que la gente ya no entra en la tienda, que los que entran sólo van a curiosear y a hacerle perder el tiempo... es eso lo que conseguirá; no vender ni un clavel. La venta es motivación. Estado de ánimo. Energía. Es difícil, pero es posible conseguirla.

    Hace años estuve en una sesión preparatoria del equipo de comerciales que vendían equipos de limpieza de 2.200 euros puerta a puerta. El método me pareció muy yanki, pero lo cierto es que funciona. Una vez estaban todos, se ponían de pie, ponían la música a tope (no era un ópera ni una canción melancólica precisamente) y se ponían a cantar, gritar, dar saltos, bailar ... moverse ... en definitiva, cargar su cuerpo de energía positiva.

    Usted puede hacer lo mismo. ¡¡¡Es gratis!!! 5 minutos antes de abrir, reuna a todo el equipo, pongan una canción que les guste, y liberen su stress, su mal rollo, su mala energía, sus estados anímicos depresivos... ¡¡¡cárguense las pilas!!!Puede parecer tonto, pero yo lo hago por las mañanas. Y FUNCIONA.

    En vez de estar informado con un dial informativo (la verdad, para estar informado de muertos, abusos, violaciones, accidentes de tráfio y laborales y demás motivadores retazos del día a día de este loco mundo), me pongo un dial musical, y cuando llega una canción que me gusta, la pongo a tope y me pongo a cantarla (desafinarla... tienen suerte ustedes de no escucharme ;-) y a mover la cabeza y los brazos (el pie no. Especialmente con el derecho tengo mucho cuidado...)Y llego a la empresa con las puestas...

    También pueden probar con frases motivacionales tipo "hoy lo vendo todo", "hoy es un gran día", "temblad tarjetas de crédito", "hoy voy a arrasar", "estoy contengo, motivado y voy a verderlo todo", etc.

    Es muy yanki, pero funciona. Pruébelo. Sigue siendo gratis ;-P

    P.D.1: El 90% de nuestro tiempo, nuestro cerebro está procesando ideas negativas, problemas, posibles problemas... pensamientos negativos, en definitiva. ¡¡¡El 90% del tiempo!!!. Lo mismo le costará que esos pensamientos sean positivos. Es cuestión de práctica. Cuestión de proponérselo. Cuestión de empezar ... DESDE YA MISMO.

    P.D.2: Llegados a este punto... ¡¡¡poner este consejo en prácita sigue siendo gratis!!!



"Tanto si crees que puedes, como si no; tienes razón."
ANTHONY ROBBINS

Si el cliente dice que quiere una bici barata, es que quiere una bici barata

          Me ha contado un amigo mío que estuvo el otro día comprando una bici. Estuvo en varios sitios. Me comenta que fue muy clarito. Entraba y decía lo que necesitaba: una bici funcional, sin extras. Todos los dependientes, excepto uno, intentaban colarle una bici con amortiguación delantera, trasera, frenos de disco, cuentakilómetros, etc. Salvo uno, que le escuchó y le dijo: "tengo esta en oferta. Tiene 2 años. Es funcional. Todo normalito". En 2 minutos la transacción quedó cerrada. Ganó poco, es cierto. Pero al menos ganó más que los que intentaron encajarle el modelo ultra fashion...
            Es cierto que existen auténticos encantadores de serpientes (es famoso el chiste del vendedor de El Corte Inglésque vendió medio departamento a un pobre hombre ...) , pero son pocos. Si es usted uno de ellos, ¡adelante!. La gente necesita que la hagan feliz. Necesita comprar. Consumir. Cuanto más mejor. Si usted no lo vende, lo hará otro. (es bastante pueril, lo sé. Pero es una frase de motivación que uso cuando me doy un poco de asco a mí mismo por el discurso que estoy desarrollando sobre las benevolencias de algún producto ;-)
              Los demás, más vale que nos dediquemos a escuchar al cliente si queremos vender algo...
                Tenemos 2 oídos y una boca. Seguro que ya lo ha oído. Es por si no se había dado por enterado...
                  ¡¡Buenas ventas!!!


                "Es un gran error creerse más de lo que se es, o menos de lo que se vale"
                GOETHE