miércoles, 30 de abril de 2008

Lección de marketing de OT: Risto, Esther y el producto defectuoso

¡Qué grande el Tío Risto Mejide! Actuación estelar con la pobre Esther ...

Pedazo lección de marketing por la patilla...

Aunque, francamente lamentable, pueril, gratuita y demencial...

Esther, el "producto defectuoso", por encima de todo, es una persona, con corazón y sentimientos (y esas cosas que Risto parece desconocer y que tanto encandilan a la audiencia), a pesar de que no sepa cantar. O al menos no lo ha demostrado hasta ahora.

Centrando el tema, y si hay algo que aprender de todo esto, es del enfoque que se está se dando a OT, Operación T ri U n FO. Al principio, el producto eran los concursantes. Ahora, el producto es ... Risto Mejide ... ni más ni menos.

¿Se imaginan acaso Operación Triunfo sin Risto? Habría desaparecido de la parrilla a la segunda semana.

Operación Triunfo se ha reinventado y se ha posicionado con su característica diferencial: Risto, su personalidad y su controversia. Posicionamiento es hacer pensar a la gente lo que uno quiere sobre uno mismo. Si pienso en Operación Triunfo pienso en ... caña, comentarios fuera de tono, controversia, lloros, exabruptos ... pienso en ... Risto.

Si consigue hacer lo mismo con su empresa (con algo más de gusto y ética, por favor) habrá triunfado.

Una marca, una idea.

Una cuña de radio, una idea.

Un slogan, una idea.

Un anuncio en prensa, una idea.


Sí, seguro que tiene muchas cosas interesante que decir de su producto: su calidad, su precio, su excelente servicio post-venta... pues hágase un favor, céntrese en:

1.- uno solo
2.- que la gente valore
3.- y que no tenga/ nopueda ofrecer su competencia.

Acuérdese de Risto Mejide...

Acuérdese de Boris Izaguirre...

Acuérdese de Koto Matamoros...

Ellos son un producto, una personalidad ... una única personalidad...

Javier Sardá, por ejemplo, ha conseguido posicionarse hasta 2 veces: del afectuoso Sr. Casamatjó paso al hostigador y buscador del morbo (y audiencia) Crónicas Marcianas.

Ahora está de aventurero en Dutifri, trabajando en otro nicho...


Y ya para acabar, retomando el asunto de Esther, aunque fuera del tema de marketing, una reflexión:

¿Por qué se ha seleccionado a Esther entre tantos miles de participantes, cuando seguro que había gente con mejores voces?

Sólo se me ocurren 2 posibles respuestas, una de ellas, demencial:

1.- Porque realmente vieron potencial en ella (craso error, jamás invierta tanto en "clientes con potencial de crecimiento" como en clientes actuales. Es mucho más rentable invertir más en los actuales, en mejorar su trato, las mecánicas de fidelización, etc, que en invertir en "potenciales")

2.- Porque, precisamente, la demencial idea de la productora era generar la situación que se está viviendo ahora: usarla de gancho para que el bueno de Risto se ensañase con Esther hasta más no poder. Hasta rebajarla por debajo de lo humano. La audiencia, cruel número, es la que manda... Por encima de las personas...

La vida es cruel. Nadie dijo que fuera fácil...





"Si tú no creas el cambio, el cambio te crea a ti"
ANÓNIMO

jueves, 10 de abril de 2008

JAZZTEL: SI NO ESTAS SATISFECHO, TE DEVOLVEMOS TU DINERO

El otro día, paseando vi un anuncio que me impactó. Era de Jazztel. Decía que "si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero". Me impactó por su obviedad. Hoy en día el 90% de la población ya está harta de malas experiencias por cambios de operadores (móviles o de servicios de internet).

Jazztel se ha dado cuenta y se ha lanzado a romper esa barrera que le separa de los nuevos clientes. Con su promoción incita al "pruébenos, que si no le gusta, no pasa nada, le devolvemos todo el dinero". Claro que, si uno se pone a pensarlo en frío, no le devuelven el tiempo que perderá en reclamaciones, el dinero que invertirá en la realización de las mismas, la mala leche que se gastará durante unos días peleándose con los teleoperadores de turno y los días que estará sin internet ...

Pero eso es otra historia. Eso es para los que lo piensan en frío. Y para fortuna de las mentes pensantes de los departamentos de marketing, más veces de las debidas se piensa en caliente ...

Así que, de vez en cuando, apele a lo obvio. Tal vez le pueda sacar mucho jugo.



"No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas."
LUCIO ANNEO SENECA

miércoles, 2 de abril de 2008

La importancia de llamarse ... ¡¡de alguna manera!!

Vaya por delante mi poco aprecio por el "arte" moderno. Antes los artistas eran personas dotadas con un don especial, capaces de hacer cosas realmente bellas, que no estaban a la altura del resto de mortales. Los "artistas" actuales también tienen algo ... un rostro que no pueden con él. Porque lo que hacen esas personas no lo hacemos los demás ... no porque no sepamos ... sino porque nos daría vergüenza hacer semejantes paparruchas...

Pero bueno, dejando al margen mis puntos de vistas sobre temas que no vienen al caso, me voy al lío. Entré por curiosidad a ver una exposición (gratuita, of course) de arte moderno. Y me llegó al alma ... a la marketinera, claro está ... De cada 3 obras, 1 se llamaba "sin título". Es decir, son tan desvergonzados que sus creaciones ni siquiera les inspiran un nombre con el que bautizarlas ...

Imaginen que encargan a alguien que vaya a comprar una de sus obras y le dicen:
- cómprame la obra llamada "sin título".
Si no le dan una descripción de la obra, le podrá aparecer con cualquiera de los múltiples engendros del artista (de verdad, 1 de cada 3 se llamaban "sin título").

Eso es algo que a usted, que no es tan brillante (o al menos no es tan "artista") espero que no le pase. Es más, incluso hay autores que dicen que el nombre de marca es la estrategia. De hecho, si su nombre es bueno, le abrirá muchas puertas por si sólo: Telepizza, Sanex, Wipp Express, etc.

Elija un buen nombre (no tiene por qué ser descriptivo, como los anteriores). Pero sí tiene que evocar algo que esté relacionado con la marca: Lexus evoca lujo, Sprite evoca algo fresco, Volvo evoca fuerza, etc... Y no se olvide del grafismo de las letras, el logo, el slogan, ... pero bueno, eso ya son otras batallitas ...

Pero en cualquier caso ... llámese de alguna forma ... Y pongo un poco de cariño al elegir su nombre. Que al fin y al cabo, es como se van a referir a usted ...


"La mejor estructura no garantizará los resultados ni el rendimiento.
Pero la estructura equivocada es una garantía de fracaso"

PETER DRUCKER